El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Una lucha que nació en los fogones


La herencia afro-ecuatoriana se transforma en espíritu de lucha en Cuenca. Los negros son una comunidad escondida en una ciudad andina y tradicionalmente excluyente donde los hijos de un puñado de esmeraldeños, que viajaron 750 kilómetros hace más de 30 años en busca de oportunidades, intentan abrirse camino. Ellos han dejado atrás los lamentos en su búsqueda por conservar su memoria ancestral, los instrumentos, la música, la comida, el baile… esas tradiciones netamente populares y ecuatorianas. Este es el afán de una segunda generación nacida en Cuenca que continua la lucha de igualdad social iniciada por sus padres en los fogones del Encocao y Las Menestras del Negro Jo.

Conozca a la familia Bolaño

Boris Bennet y su trabajo por la inclusión

Le gusta definirse  como afro ecuatoriano cuencano. Boris Bennet, de 22 años, cursa estudios de psicología en la Universidad del Azuay y escribe una tesis sobre discriminación en las aulas. Una experiencia que tuvo cuando estudiaba en el colegio lo llevó a tomar conciencia acerca de la realidad afro. El incidente ocurrió cuando uno de sus compañeros lo abrazó y le dijo: “eres mi amigo…yo te considero un blanco más”. Esta experiencia motivo al joven a trabajar contra años de negación de la presencia afro descendiente en Cuenca e intenta formar un Centro Cultural, espacio para fortalecer la cultura negra.

 

 

Conozca el trabajo de Boris Bennet

Marcela Rengel, Ecuador, www.ciudadaníainformada.com, Felipe Hernández, Ecuador, El Tiempo

3 Responses to “Una lucha que nació en los fogones”

  1. Yanny consuegra says:

    Muchas felicitaciones a todos los periodistas quienes hicieron posible este excelente trabajo, gracias por mostrar al mundo una realidad poco imaginada, por transmitir tantos colores, sazones, y sentimientos…felicitaciones!

  2. Ana Teresa says:

    Los bailes negros hacen que se alegre el alma, no más verlos. Felicidades por estos cortos tan ricos y alegres.

  3. Noemi says:

    Las fotos son hermosas, me encantan. Además me gusta el eje que le dieron a la situación de los afrocuencanos. Es un buen reportaje multimedia.
    Las historia de Boris es muy buena, nos enseña que podemos salir adelante, no importa el color de la piel.

Leave a Reply