El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

¿Eres afro?, la pregunta incómoda

¿Alguna persona de este hogar se considera negro (a) o afrodescendiente? La pregunta causó un revuelo en Panamá en mayo pasado, cuando se realizó el XI Censo de Población y el VII de Vivienda. La idea era conocer cuánta gente “afro”vive en el país. La sorpresa fue que el día del censo los encuestadores obviaron la pregunta, no la hicieron o los empadronados optaron por evitarla. Especialistas en el tema étnico criticaron la formulación de la misma. Así las cosas está pendiente saber si la gente conoce qué es ser afrodescendiente y si, en efecto, lo es.
Huellas imborrables
Según Aminta Núñez, especialista en antropología y grupos humanos en Panamá, hay huellas imborrables en la población que tienen que ver con el árbol genealógico de cada persona. Y aclara que aunque Panamá es un “país multiétnico”, el tener raíces del grupo negro no solo tiene que ver con los rasgos físicos y biológicos. Para entender el tema explica que hay que revisar los estudios antropológicos e históricos, que revelan la procedencia de los negros que se establecieron en el istmo.

La influencia afro va más allá del color

Krishna Camarena
El color de piel no es lo que determina si somos o no afrodescendientes, comenta Krishna Camarena, folclorista y profesora de Danza de la Universidad de Panamá. “Ese gusto por la música, por el ritmo, no es casual. Son características genéticas que nos han quedado” a los panameños, así como el tipo de comida y las fiestas populares que se mantienen en distintos puntos del país, afirma.  Es conveniente “mirar hacia atrás”y ver si en el árbol genealógico de cada uno hay algún negro para comenzar a darle el valor que realmente tienen nuestros antepasados, sugiere la afrodescendiente.

‘La visibilidad que queremos a futuro’

Más allá de considerar los aspectos sobre oportunidades de crecimiento laboral, tres mujeres afrodescendientes y profesionales en distintas ramas brindan su punto de vista sobre la importancia de la “visibilidad”

étnica que enriquece a la sociedad. También hablan sobre cómo desde su cotidianidad contribuyen a preservar y promover la cultura afropanameña.

Asistente administrativa

Itzel Gumbs
“Hoy en día la formación familiar recibida, los estudios realizados, y mi actividad profesional me permiten demostrar de manera muy clara y transparente que soy una mujer afro panameña que se maneja en ambientes profesionales de alto perfil, culturales y sociales de mi país. Donde yo hago la diferencia haciéndome sentir: En mi forma de hablar, en mi forma de vestir, en mi forma de relacionarme con personas de otras nacionalidades y culturas; y en mi forma de realizar un trabajo altamente profesional”.

Abogada

Eyra Harbar
“Lo que me gustaría ver en la sociedad panameña es la visibilidad de los afrodescendientes , no solo en términos cuantitativos, sino también en sus distintos aportes culturales y su reconocimiento en cuanto a la construcción de la historia nacional”.

Asistente de proyecto

Shaunette Bailey
“Tengo una hija panameña de 4 años y trato de que se sienta orgullosa de su herencia cultural contándole historias mi país natal Jamaica e inculcándole que debe sentirse orgullosa de su apariencia, de su color de piel y su cabello. Que sepa que todos somos iguales y que sea consciente de dónde viene su raíz”.

Elizabeth Garrido, Corporación La Prensa, Karla Jiménez Comrie, PNUD, Panamá

Leave a Reply